Grafica a lusiva a  Consulta popular y ciudadana sobre el TLC
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 24/25

Edición
24/25

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A. Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astrid Álvarez
Margarita Flórez
Martha María Carmona.
Director:
Germán Alonso Vélez
Editora:
Martha María Carmona R.
Ilustración portada:
Campesino Sur de Bolivar (Sofía Reyes)
Obra contraportada:
Niños San Francisco de Ichó, Chocó (Rosa Rivera)
Publicación auspiciada por Swissaid

Contexto

Consulta popular y ciudadana sobre el TLC

Nixon Yatacué, Agosto 19 de 2005, Este artículo ha sido consultado 8911 veces


El seis de marzo de 2005 se llevó a cabo en los municipios de Toribío, Jambaló, Caldono, Silvia, Inza y Belacazar, una significativa jornada democrática sin precedentes en la reciente historia política de Colombia, debido a que fue la primera vez que las comunidades, las organizaciones de base levantaron su voz de protesta y llamaron a ejercer al uso de los derechos propios de la ciudadanía.

Los mencionados Municipios del norte y oriente caucano realizaron la gran Consulta Popular para decirle NO al Tratado de Libre Comercio (TLC) y rechazar unánimemente el Área de Libre Comercio para las América (ALCA). Esta fue una actividad promovida por organizaciones sociales, campesinas, mestizas, urbanas, negritudes y comunidades indígenas, en especial el Pueblo Nasa que hace presencia en toda esta zona del Cauca. Fue tal el impacto que causó esta iniciativa que desde los más alejados y difíciles rincones de la montaña caucana se dieron cita en las mesas de votación los hombres, las mujeres y los jóvenes, con el propósito de dejar constancia de la inconformidad que presentan ante un gobierno que debía protegerlos y hoy los está vendiendo.

Se está buscando la unidad en una gran minga por la dignidad, la democracia y al derecho de decir no ante aquello que atenta contra nuestras culturas, la tierra, la unidad organizativa, y la pervivencia de nuestros pueblos; es decir, que atenta contra la vida misma. Además esta iniciativa ha despertado de manera casi imperceptible un trabajo conjunto, que promueve la unidad entre las diferentes etnias asentadas en esta región. De esta manera se construye unidad y dignidad en medio de la pluriculturalidad que identifica y cohesiona por primera vez a las comunidades mestizas, campesinas, afrodecendientes e indígenas.

Considerando conveniente que durante la consulta hicieran presencia los usos propios, el día de la consulta se decidió “abrir” una urna joven, en la cual participaron las personas mayores de 14 años y menores de 18 que entre los Nasa ya son reconocidos como responsables de las decisiones que toman, para que a través del voto también sentaran su voz de protesta. De esta manera hicimos que los usos y costumbres ancestrales se legitimen por medio de la práctica efectiva del derecho mayor.

Los indígenas damos un paso al frente, teniendo la experiencia histórica de haber sufrido una colonización con lo que ello significa y no queremos que esto se repita con el ALCA. Las razones que hoy nos llevan a decirle no al TLC, son la comprensión de que no basta con los lamentos sino que es necesario comenzar a asumir posiciones de hecho que permitan frenar este monstruo que nos asecha. De igual forma sabemos que una consulta popular en estos municipios marginados por el Estado, seguramente poco impacto tendrá ante el gobierno, pero sin duda, tendrán una gran repercusión en la sociedad civil, especialmente en aquella que de hecho ya sufre los estragos de libre comercio, como; los agricultores, los mi­cro­empresarios y los usuarios de servicios de salud, educación, agua, energía y transporte, solo por nombrar algunos de los muchos derechos y servicios que el Estado ha convertido en mercancía para el mejor postor.

Creemos que la Consulta Popular constituye un acto de soberanía que invita a despertar la conciencia de muchos colombianos hoy sumidos en la desesperanza y el olvido, igualmente es un acto que convoca a la unidad de los sectores marginados y empobrecidos de este país porque sabemos que el libre comercio está moldeado para hacer más ricos a los ricos y empobrecer más a los pobres. Convocamos a los demás sectores sociales para que nos encontremos en una sola voz y gritemos que nuestro país no está en venta.

 

¿Porqué se convoca  a la consulta popular y ciudadana en estos seis municipios?

Debido a que tenemos una historia común de convivencia entre los pueblos indígenas, los mestizos y las negritudes desde la llegada de los Españoles, igualmente tenemos un legado histórico heredado de nuestros grandes caciques como Juán Tama, Kilos y Ciclos, Guyumus, Quintín Lame y La Gaitana, quienes defendieron de la primera colonización ha estas tierras que hoy heredamos; porque hemos vivido desde la República una historia común marcada por el bipartidismo que nos mantuvo divididos, pero sobre todo una historia de marginalidad que nos ha obligado a reunificarnos y conformar movimientos políticos alternativos que hoy nos tiene en la cima del poder político local. Por estas razones hoy estamos en la obligación moral de continuar defendiendo este legado para las nuevas generaciones y no pasar desapercibidos ante la historia.

 

Tabla 1: Consulta popular y ciudadana frente al Tratado de Libre Comercio “TLC”, entre Colombia y Estados Unidos – 6 de marzo de 2005.
Municipios de Inzá, Paez, Silvia, Caldoso, Jambaló y Toribio.
Consolidado de las mesas de votación.

 

MUNICIPIO

POBLACION TOTAL

VOTACIÓN CONSULTA TOTAL

VOTOS POR EL NO

VOTOS POR EL SI

TARJETAS NO MARCADAS

PAEZ

29.385

9.260

9.028

148

19

INZA

22.000

7.705

7.399

213

11

CALDONO

32.500

7.667

7.555

46

14

SILVIA

41.236

8.907

8.809

79

5

JAMBALO

14.148

6.121

6.028

66

9

TORIBIO

32.673

11.950

11.757

141

16

TOTAL

171.942

51.610

50.576

693

74

PORCENTAJES

 

 

98,00

1,34

0,14

Publicado en Agosto 19 de 2005| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS